Cómo prepararse

Qué esperar antes de la cirugía

Antes de someterse a una cirugía de baipás, probablemente se reunirá con su cirujano y su anestesista. Le darán instrucciones que lo ayudarán a prepararse para su operación.

Es posible que reciba instrucciones como las siguientes:

  • Traiga una lista de todos los medicamentos que esté tomando, incluso los de venta libre como ibuprofeno, aspirina o vitaminas y suplementos.
  • No coma ni beba nada después de la medianoche de la noche anterior a la cirugía.
  • No traiga artículos personales tales como su reloj, cartera o joyas al hospital: pida a alguien que se los guarde.

Antes de entrar al quirófano, puede que le den un sedante para ayudarlo a relajarse. En el quirófano, recibirá medicación por vía intravenosa que le permitirá dormir durante la cirugía sin sentir dolor.

El cirujano también le hará saber cuánto tiempo aproximadamente durará la operación.

Reduzca el riesgo

Recuerde que la cirugía puede haber solucionado una serie de problemas, pero sus nuevos injertos de baipás son igual de susceptibles de desarrollar una acumulación de placa ateromatosa. Puede mejorar sus posibilidades de tener una vida más larga y saludable haciendo algunos cambios sencillos que pueden bajar el riesgo de desarrollar una arteriopatía coronaria.

Algunos de estos pasos son:

  • dejar de fumar
  • disminuir la presión arterial alta
  • tener una dieta saludable
  • controlar el colesterol alto
  • hacer ejercicio regularmente
  • mantener un peso saludable

Para obtener más información sobre la cirugía de baipás de la arteria coronaria y la extracción endoscópica de vasos sanguíneos, o si tiene alguna pregunta sobre su tratamiento, comuníquese con su médico.

Para una buena recuperación

Una vez terminada la cirugía, irá a una sala de recuperación de cirugía o a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Las enfermeras y los profesionales médicos especialmente capacitados supervisarán su recuperación de cerca.

  1. Es posible que le coloquen un tubo endotraqueal hasta que sea capaz de respirar por sí mismo.
  2. Después de retirar el tubo, se le pedirá que tosa y haga ejercicios de respiración profunda; de esta manera se mantienen limpios los pulmones.
  3. Su ritmo y frecuencia cardíaca serán monitoreados.
  4. Se le colocará una sonda urinaria por un período determinado después de la cirugía.
  5. Se le animará a moverse.

Alta del hospital

La duración de la internación depende del tipo de procedimiento realizado y de la rapidez de su recuperación. El cirujano le dará una estimación de cuántos días estará en el hospital.

Al volver a casa

Antes de obtener el alta del hospital, recibirá instrucciones sobre lo que debe hacer cuando esté en casa. Algunas de ellas pueden ser:

  1. Instrucciones para sus citas de seguimiento.
  2. Una lista de sus medicamentos e instrucciones sobre cómo tomarlos.
  3. Cuando podrá ducharse y qué precauciones especiales deberá tomar.
  4. Observar las incisiones para ver si hay enrojecimiento, hinchazón o drenaje de líquido.
  5. Ejercicios de respiración y tos para mantener los pulmones limpios.
  6. Instrucciones y restricciones para caminar y levantar peso.
  7. Descansar cuando se sienta cansado.
  8. Comunicarse con su médico si el dolor no es tolerable o si tiene preguntas.